350 pasajeros embarcan en 20 minutos con sistema de reconocimiento facial

TurNoticias

Abordar un vuelo en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) puede que pronto no requiera buscar una tarjeta de embarque y un pasaporte: todo lo que necesita es su cara. La semana pasada, el Grupo Lufthansa anunció el lanzamiento del embarque biométrico a sus vuelos en el aeropuerto californiano. El anuncio se produce después de que la aerolínea Lufthansa probó con éxito la herramienta del reconocimiento facial y abordó a unos 350 pasajeros en un A380 en solo 20 minutos.

Las puertas de auto-embarque usan cámaras con reconocimiento facial para fotografiar la cara de cada pasajero. La imagen luego se compara con la base de datos de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) de los Estados Unidos en tiempo real. Una vez que el sistema tiene una coincidencia, la computadora enumera al pasajero como abordado, sin necesidad de una tarjeta de embarque o mostrar el pasaporte. Y todo ese proceso se completa en cuestión de segundos, según Lufthansa.

La tecnología se desarolló a través de una asociación con Amadeus, junto con la colaboración con CBP, LAX Authority y Vision-Box, firma que ya ha intervenido en similares procesos de otras aerolíneas. Debido a que el programa usa datos de CBP, la aerolínea no tiene que desarrollar su propia base de datos biométricos.

“CBP está emocionado de trabajar con socios de la industria aérea como Lufthansa, para demostrar cómo la biometría facial puede proporcionar una gama de beneficios para el viajero para una experiencia de pasajero segura y sin interrupciones”, ha afirmado John Wagner, comisionado asistente ejecutivo adjunto de la Oficina de Operaciones de Campo, Aduanas y Protección Fronteriza de los de EEUU.

A medida que el transporte aéreo continúa creciendo, las aerolíneas buscan formas de acelerar el proceso, a menudo tedioso, de abordar un avión. Lufthansa se ha enfocado en el objetivo de reducir el tiempo de embarque, pero la aerolínea no es la única que considera el reconocimiento facial como una herramienta de seguridad. Delta Airlines comenzará a probar máquinas de autoservicio de equipaje, una de las cuales estará equipada con tecnología de reconocimiento facial, de forma que la cara asociada al equipaje coincida con la foto del pasaporte vinculado al pasaje para verificar la identidad del pasajero propietario. La primera prueba se llevará a cabo en el Aeropuerto Internacional de Minneapolis-St. Paul. En el Aeropuerto Internacional de Dubai, los pasajeros caminan a través de un túnel virtual que dispone de 80 cámaras con reconocimiento facial para acelerar el proceso de seguridad.

Lufthansa planea expandir las puertas de embarque automático a otros aeropuertos estadounidenses. “El embarque biométrico tiene un enorme potencial para hacer que la experiencia de viaje sea más fácil y menos estresante”, ha señalado Guido Haarmann, director general de aerolíneas de Amadeus en Europa Central. “El año pasado, más de 1.600 millones de pasajeros abordaron aviones con la tecnología de Amadeus Altéa. La misión de Amadeus es desarrollar tecnología que cree mejores vuelos para los viajeros de todo el mundo, en este caso, con Lufthansa para llevar esta tecnología innovadora al mercado “.

(Hosteltur)